Principal

Diario YA


 

“Se empieza por la idea de que el Estado debe dirigir todo; que es mejor que haya una corporación que dirija las cosas, y no que “todo quede abandonado al caos, o a circunstancia individuales” y se llega al nazismo o al comunismo, claro” Jorge Luis Borges

El 2022 puede ser un año decisivo para nuestra democracia

Miguel Massanet Bosch. Que el año 2021 ha sido un año gafe no creo que haya nadie que se atreva a desmentirlo. Empezamos mal, pero estamos terminando peor, sin que nos quede el recurso, manido y conformista, de aquellos que juegan a la lotería navideña y como sucede a este cronista, no han sacado ni el reintegro, de hacer aquel comentario conformista: “al menos tenemos salud”.

Un gobierno que no haga cumplir la Constitución, prevarica

Miguel Massanet Bosch. El tema es de una sencillez diáfana. Una nación perfectamente estructurada, dotada de las instituciones adecuadas para un funcionamiento democrático, que se proporcionó  una Constitución, apoyada mayoritariamente por los españoles; un país libre que está en su perfecto derecho a defender su unidad, sus normas, sus costumbres, su Estado de derecho y su estructura política basada en una monarquía parlamentaria que ha venido funcionando aceptablemente, fruto de una transición pactada por todas las fuerzas políticas que se propusieron olvidar un pasado de enfrentamientos, disensiones, asesinatos y guerras, en pro de una reconciliación nacional que ha durado muchos años y que ha proporcionado a la ciudadanía una época de paz y prosperidad como hacía mucho tiempo que no se conocía.

El 20 de diciembre de 1973 se producía el último magnicidio de España

¿Quién era el almirante Luis Carrero Blanco?

José Luis Orella. El 20 de diciembre de 1973 se producía el último magnicidio de España, con el asesinato delpresidente del gobierno, almirante Luis Carrero Blanco, por el grupo terrorista ETA. Las razonesde su asesinato nunca quedaron claras y los apoyos que tuvieron sus asesinos facilitaron unamasacre que se encontraba por encima de su nivel de operatividad en aquel momento. Pero quien fue aquel marino, que impulsó nuestro desarrollo económico y pretendió hacer de España una de las grandes potencias del mundo libre.

Natum videte Regem angelorum. Venite, adoremus Dominum!

UNA NAVIDAD COMO DIOS MANDA

PEDRO SÁEZ MARTÍNEZ DE UBAGO. Este sábado 18 de diciembre, víspera del cuarto y último domingo de adviento, coincide con la celebración de la Virgen de la Esperanza. Y Como navarro que quiere extender un poco las curiosidades de su tierra, diré que se trata de una advocación muy venerada en Pamplona desde tiempos remotísimos como Virgen de la O. Testimonio de ello son la ermita y plaza que con este nombre se conservan en el antiguo burgo de San Saturnino. De ella y de su hospital anexo, aunque históricamente se pueda remontar al siglo XII,  tenemos noticias ciertas y documentadas desde 1346, gracias al patronazgo del gremio de labradores, luego Cofradía de Lanquinobarri.

Consecuencias nefastas, del separatismo radical, sobre Cataluña y su ciudadanía

Miguel Massanet Bosch. Una etnia que descarga sus frustraciones políticas contra el idioma de la nación, se califica a sí misma. Sin duda alguna, en España, tenemos la rara y desagradable costumbre de tirarnos piedras sobre nuestro propio tejado. Lo hemos hecho cada vez que hemos tenido la ocasión de mejorar nuestra situación nacional e internacional. Ya lo hicimos cuando el descubrimiento de América con las grandes remesas de oro que íbamos recibiendo del nuevo continente, malgastadas por nuestros reyes en cruentas e innecesarias guerras con nuestros países vecinos; lo hicimos con el advenimiento de la segunda república, precedida de revoluciones y matanzas entre españoles, sin que la proclamación del 14 de Abril de 1931 sirviera para nada más que para fomentar los odios latentes entre unas clases y las otras, con la consecuencia fatal de la Guerra Civil en la que murieron cientos de miles de españoles.

LAS FRONTERAS INTERIORES

MANUEL PARRA CELAYA. Vivimos en un mundo paradójico: por una parte, se manifiesta un afán de borrar fronteras (ahora, claro, con las limitaciones sanitarias de esta sexta ola del maldito virus) y se predica la solidaridad entre los hombres y la hermandad entre los pueblos; por otra, se van levantando más y más barreras, a veces infranqueables, que dan al traste con tan laudables propósitos. En el caso concreto de España, los nacionalismos, los aldeanismos, los plebeyismos de todo tipo, promueven esos nuevos muros, no solo en lo económico (qué se hizo de la unidad de mercado interno…), sino sobre todo en lo sociológico.

La Generalitat justifica el acoso a un niño de 5 años por el “ataque intolerable” a la inmersión lingüística

¿Acosar a un niño es defender una lengua?

Luis Losada Pescador. El Supremo resuelve que para garantizar adecuadamente el derecho de los niños a ser educados en su lengua madre y habida cuenta del bilingüismo existente en Cataluña, todos los niños tienen derecho a que al menos el 25% de su educación sea en su lengua materna. Obviamente lo que resuelve es que los castellanoparlantes -que son cerca de la mitad- tienen derecho a recibir al menos el 25% de la educación en español. Y esto tan básico es considerado como un “ataque intolerable” para los intolerantes que llevan años imponiendo la inmersión lingüística y violando el derecho humano a ser educado en la lengua madre.

Yo conozco a Jose Antonio Kast

Gonzalo Rojas. Para que ocupe la Presidencia de la República, vamos a elegir a una persona, a un ser humano. ¿Qué convicciones tengo sobre José Antonio Kast, a quien conozco desde hace ya más de 35 años? Ante todo, el reconocimiento de su fe; de su fe en Dios y en su Madre, sentido primero y último de toda su vida; y de su fe – confianza- en las personas, en las instituciones, en la ley, en Chile.  Ser una persona de fe, como lo es José Antonio, obliga, compromete y complica. ¡Es aparentemente tanto más fácil ir por la vida declarándose escéptico, agnóstico, perplejo o ateo!

Nuestra revolución pacífica provocó el cambio de parte de Europa

La ley marcial de Jaruzelski no consiguió doblegar a los polacos

Eryk Mistewicz - editor de la revista mensual "Wszystko co najważniejsze", autor de diversos libros, premio Pulitzer polaco.  Cuando empecé a trabajar como periodista, la ley marcial estaba llegando a su fin en Polonia.  En algunas ocasiones, el semanario en el que entonces trabajaba no era publicado, esto sucedía cuando no se obtenía el permiso de la oficina de control de publicaciones y espectáculos, es decir de la censura. Uno de cada tres o cuatro textos era publicado con la injerencia del censor estatal. Los polacos que recuerdan la ley marcial se acuerdan de que en los periódicos aparecían espacios en blanco para los textos que no se podían publicar. Y recuerdan dentro del texto los caracteres: [ - - - ], lo que significaba la interferencia de la censura.

“Volví la espalda a los gobernantes al comprobar que ahora llaman gobernar al regateo por el poder con la chusma”. Nietzsche

¿Han desaparecido la decencia y la honorabilidad en nuestros gobernantes?

Miguel Massanet Bosch. Uno no puede dejar de admirarse de lo acertadas que resultan las famosas leyes de Murphy. Es cierto que, en política, se da con poca frecuencia aquella frase de que “el tiempo cura todas las heridas”, y es el escritor Richard Robinson quien, en su libro “La Ley de Murphy tiene explicación”, nos habla de un psiquiatra del instituto Max Planck, un tal Beat Lutz, quien identificó el neorreceptor BC1, una molécula de estructura muy parecida al cannabis, como sustancia que nos ayuda a olvidar los traumas del pasado. Y me permito, modestamente, discrepar sobre la teoría del señor Lutz, que matizaría y excepcionaría para el caso de que el juego político interviniera, actuara o maquinara para evitar que, determinados sucesos traumáticos padecidos por los habitantes de una nación, pudieran dejar de formar parte de su memoria perdurable, por largo que fuera el lapso de tiempo entre aquellos sucesos impactantes y el momento actual, en que los intereses partidistas de determinadas facciones políticas, consistieran en hacer revivir en el ánimo de las personas afectadas o de sus descendientes, los recuerdos de aquellos sucesos impactantes.